Estamos viviendo momentos difíciles y es más importante que nunca mantener en equilibrio nuestra mente, nuestras emociones y nuestra salud física y debemos saber cómo reforzar las defensas.

LA MEDICINA TIBETANA

Desde el punto de vista de la Medicina Tibetana es muy importante mantener en calma la mente y a nivel físico, mantener fuerte la energía del estómago, porque es el fuego que mantiene el calor del organismo y la energía de los riñones, porque es donde reside nuestra energía vital. El estómago y los riñones son los órganos que más hay que proteger si queremos reforzar las defensas, los que tienen que estar bien para que todo lo demás esté bien.

EL ESTÓMAGO

En el estómago está el fuego que se necesita para que se cocine la comida que nutrirá todo el cuerpo. Si tenemos poco fuego o muy débil no se puede cocinar bien, no podremos digerir bien y no se puede extraer la esencia de los alimentos y por lo tanto no se nutre la sangre.

LA SANGRE

Si la sangre no está bien nutrida, tampoco lo estarán los músculos, ni los huesos… y todo el organismo se va debilitando, perdiendo calor interno y termina enfermando.

Cuando el cuerpo no mantiene una buena temperatura se va acumulando frío interno y se origina mala circulación sanguínea y linfática. Pierden calor también los órganos, como los pulmones que irán perdiendo entonces elasticidad, acumularán mucosidad y eso facilitará el crecimiento de bacterias en ellos.

LOS RIÑONES

Los riñones también se enfriarán y no podrán retener los líquidos que el cuerpo necesita, orinando en exceso (lo normal sería orinar entre 4 y 6 veces al día). Beber y orinar mucho no es bueno para la salud de los riñones (salvo en casos excepcionales), pues se les hace trabajar en exceso y se agotan. Creer que orinar mucho es bueno para ellos es como creer que la diarrea es buena para los intestinos o que comer muchas veces al día es bueno para el estómago.

Consejos para cuidar los órganos:

A continuación, os dejo unos consejos para cuidar los órganos y por ende reforzar las defensas

  • No beber ni comer nada frío, pues debilita el fuego del estómago y los riñones. En cambio, beber y comer todo caliente siempre ayuda a mantener el fuego del estómago y mantiene el calor de los órganos. Es como añadir leña al fuego.
  • Tomar agua caliente antes del desayuno limpia de toxinas y ayuda a activar el calor del estómago, mejora el fuego metabólico y por lo tanto la digestión. Ayuda al corazón porque mejora la circulación sanguínea y evita que por frío interno se acumule grasa, y por las noches antes de acostarse, ayuda a dormir y a mantener el calor de los riñones y evita la micción frecuente. (ver post Hábitos saludables en verano)
  • Mantener siempre el calor en la zona de riñones, estómago, intestinos y vejiga para que no lo pierdan.
  • Beber infusión de jengibre y cardamomo. El jengibre activa el calor metabólico y el cardamomo calienta los riñones.
  • Masajear con aceite caliente en la zona mejorará la circulación y el calor interno.
Infusión Jengibre y Cardamomo
Infusión Jengibre y Cardamomo

LA SALUD MENTAL

También debemos mantener la salud mental y emocional calmando nuestra mente, ayudando así a reforzar las defensas tambié. Si nunca has meditado este es un buen momento para empezar a hacerlo, (ver post Iniciaciónn a la meditación y Domar la mente).

  • La meditación ayudará a tu mente a que se mantenga estable y así, si ella está en calma, las emociones serán más fáciles de controlar y si nuestra mente y nuestras emociones están bien, nuestro sistema inmunológico estará más fuerte.
  • El miedo, la ansiedad, el estrés, la tristeza… inhibe nuestro sistema inmunológico, altera la circulación sanguínea, tensiona los músculos, afecta al aparato digestivo, nos genera insomnio… Cuando la mente está alterada y nos sentimos inquietos, impacientes, con un sinfín de pensamientos, es como si se desatara un huracán en nuestro interior agitando todas las emociones y arrasando en nuestro sistema nervioso.
  • Debemos, además de meditar, estar atentos a lo largo del día para que nuestras palabras y nuestros pensamientos sean positivos y nos beneficien. Debemos tratar de hacer cosas significativas, cosas que sintamos que son importantes para mejorar nuestra vida o la de otros.

Hay dos cosas muy importantes que debemos tener en cuenta para tener una buena calidad de vida: la actividad física y la calma mental.

Cuando activamos el cuerpo de forma equilibrada, sin excesos, calmamos la mente. El cuerpo necesita actividad, movimiento (yoga, caminar, correr…) para que la energía física esté activada y pueda ascender hacia arriba.

En cambio, la energía de la mente tiene que descender para estar calmada. Es muy común y perjudicial hacer lo contrario, es decir, subimos mucho la energía mental con mucha tensión, preocupaciones, proyectos… y queda atrapada provocando dolor de cabeza, tensión en cuello, irritabilidad, dolor de ojos…. Como consecuencia la energía física desciende y por eso muchas veces decimos que estamos por los suelos, ¿por qué utilizamos esta expresión? Porque nuestras energías están invertidas.

Reforzar Defensas
Meditar (Dibujo de Rosa Suárez

Consejos para calmar la mente:

  • Un poco de yoga, gimnasia, estiramientos… lo que mejor vaya contigo.
  • Meditación, al menos 10 minutos por las mañanas y por las noches antes de acostarte para que la energía mental pueda descender y durante el día cada vez que te sientas mal, aunque solo sea un minuto. Lo importante es ir creando el hábito.

Espero que os sirvan de ayuda estos consejos.