Para mejorar los problemas articulares y musculares e incluso frío en órganos como vejiga y riñones, es de gran efectividad el aceite que hoy os propongo hacer, un ACEITE PARA ARTICULACIONES.

El clima de nuestro entorno influye poderosamente sobre nuestro organismo, ya que también dentro del cuerpo existe un clima propio. Por ejemplo, tenemos viento que actúa sobre los movimientos internos, los pensamientos, la respiración… por eso los días de clima ventoso podemos sentir más alteración, nerviosismo, dolor de cabeza… si además es un viento frio se acentuarán más los dolores articulares. El calor influirá sobre el calor interno y podemos sentirnos más irritables, más intolerantes al calor, afectará a todo nuestro metabolismo… Los días lluviosos y fríos con más tristeza, depresión y especialmente con dolores articulares. Estamos conectados a la naturaleza, a sus ritmos estacionales seamos conscientes o no de ello.

Por eso en el caso de hoy, para tratar problemas de viento interno y frio aplicar este aceite caliente y masajear en la zona afectada hará que entre en calor y podamos eliminar el viento interno que se ha instalado ahí, además activamos la circulación sanguínea y linfática y ayudamos a que actúen los principios activos con los que hemos enriquecido el aceite.

Para preparar este aceite para articulaciones vamos a necesitar:

Aceite para Articulaciones, Ingredientes
Aceite para Articulaciones, Ingredientes

Para hacerlo como ungüento añadiríamos a estos ingredientes:

Aceite para Articulaciones, Ingredientes
Aceite para Articulaciones, Ingredientes 2

PROPIEDADES DE LOS INGREDIENTES:

  •  Romero: antiinflamatorio, antirreumático, analgésico.
  • Jengibre: antiinflamatorio, analgésico, descongestionante. Favorece la circulación sanguínea.
  • Cardamomo verde: antiinflamatorio, analgésico, sedante.

Preparación del Aceite para Articulaciones:

 Podemos extraer las propiedades de los ingredientes de distintas formas, poniendo el aceite con el romero, jengibre y cardamomo:

  1. En un cazo a fuego suave durante unos 15 minutos. Después dejamos durante dos días que siga macerando tapado. Transcurridos los dos días, lo filtramos bien y añadimos la vitamina E.
  2. En un cazo al baño maría durante 1 hora o dos, lo dejamos enfriar y filtramos. (Siempre es mejor dejarlo macerar al menos 24 horas)
  3. En un tarro de cristal y lo dejamos al sol o en un sitio caliente durante un mes.

Si se quiere en forma de ungüento, se calientan las mantecas hasta que estén liquidas y se añaden al aceite ya filtrado. Se mezclan bien y se envasa en tarritos de cristal. Tardará en enfriar dependiendo de la temperatura ambiente, si es necesario se puede meter en la nevera hasta que espese.

Aceite para Articulaciones

MODO DE USO

Para aplicarlo se coge la cantidad necesaria, se calienta y se aplica masajeando y friccionando bien en la zona, hasta su total absorción.

En forma de ungüento es más cómodo de aplicar y de transportar, si te lo llevas de viaje, por ejemplo, pero siempre será mejor aplicar también en caliente, además es mucho más agradable la sensación de bienestar que aporta.

Cuando hay problemas de frio en la zona de vejiga, riñones, ovarios, próstata, problemas de cistitis… este aceite caliente será una gran ayuda para eliminar esa energía de frio y humedad. Es importante también que la zona quede bien tapada después para que siga actuando durante unas horas y mejor aún si siempre se mantiene protegida.