EL PATARICU

Por fin una nueva entra sobre mitología Asturiana, amiguinos y amiguinas. Hoy voy a presentaros al Pataricu, un ser que muy poca gente conoce y que, quienes lo conocen, no han podido contarlo.

He de decir que también hay Pataricas, pero son más escasas. Yo he visto alguna a lo largo de todos mis años de vida, eso sí, arriesgándome a despeñarme por esos lugares por los que moran. Pero en fin, por si no los conocéis, para eso está el Busgosu aquí, para alejaros de vuestra ignorancia.

CÓMO ES EL PATARICU

  • El Pataricu es un hombrón gigantesco de hasta diez metros de altura los más grandones.
  • Son cabezones y no por tozudez, si no por su morfología. Tienen una cabeza, como se dice en Asturias, “curiosa” (Similar a decir que “De buen tamaño). Desconozco como son capaces de mantener tal cabezón sin desequilibrarse.
  • En su cabezón, sólo tienen UN ojo. Eso sí, también muy grande, justo en el centro y sobre su narizona. ¡Quizá sea lo que les hace mantener el equilibrio!.
  • Su piel es blancucha con cierto matiz azulado, casi grisácea en conjunto. Posiblemente se deba a estar tanto tiempo en el agua y, a la par, para confundirse con el entorno.
  • De grandes greñas que parecen estar hecha de algas, siendo, de hecho, confundidas con ellas en muchas ocasiones. ¡No cometáis ese terrible error!.
  • Su gran narizota puede que sea lo que lo dote de un gran olfato. Detecta la presencia de “comida” a gran distancia, por lo que, una vez que olfatea una presa y decide cazarla, aquella, ya no tiene escapatoria posible.

El Pataricu (Ilustración de Roberto Suárez)
El Pataricu

CUALIDADES DEL PATARICU

Además de su gran olfato, posee otras cualidades que lo hacen un depredaron implacable:

  • Posee una capacidad pulmonar tal, que pueden mantenerse muchas horas bajo el agua sin problema alguno.
  • Puede ir en pelota, enseñando todo su mogollón, o cubriendo aquello con harapos que suelen ser velas de barcos o con algas o redes de pesca, adornados unos y otros con conchas.
  • Tiene un hambre voraz y a todas horas. Se alimenta de peces, aunque no le hace ascos a los pequeños humanos que viven en poblados pesqueros cercanos y que se acercan en exceso a su moradas. También se alimentan de los cadáveres de naufragios que van a parar a la costa e incluso de náufragos que no son cadáveres.
  • El fuego no es para ellos, por lo que todo lo engullen crudo.
  • No es muy conveniente importunarlos ya que suelen raptar a humanos de todos los tamaños, edades y sexos, para usarlos como esclavos. Si, lo que oís, los alimenta bien hasta que se ponen gordos. Después se los come. En este aspecto culinario, sí que es verdad que prefiere la carne joven…

 DÓNDE MORA EL PATARICO

El Pataricu, Acantilado Playa del Silencio
El Pataricu, Acantilado Playa del Silencio
  • Es cierto que antes de que los humanos empezaran a invadirlo todo, se les podía ver en zonas más interiores, eso sí, zonas montañosas donde encontraban grandes cuevas para su morada. Entran, por ello, en conflicto con los Cuélebres, causando grandes destrozos en mis bosques por sus enfrentamientos. Esto causa que me vea obligado a entrar yo también en el conflicto que, si bien soy mas pequeñucu que cualquiera de los dos, mi cólera es terrible y en las peleas soy malucu, por lo que acaban saliendo por pies uno y otro.
  • Se esconde en las cuevas de los acantilados del furioso mar Cantábrico. Debido a la superpoblación, se han ido retirando a esos acantilados más alejados de la población y de los incordiones humanos que lo copan todo. No os equivoquéis, no es por debilidad ya que, como explico más arriba, no hace ascos a comerse humanos. Más bien por tranquilidad, ya que les encanta sentarse a oír el sonido de su amado mar o de la naturaleza.
  • Eso sí, como es lógico, se dedican a recolectar todo lo que les llama la atención de los barcos que naufragan frente a sus costas, por lo que son poseedores de grandes tesoros que esconden en lo más profundo de sus cuevas, en zonas de difícil acceso y, por lo general, sumergidas.

ASENTAMIENTOS ACTUALES DE UN PATARICO

El Pataricu, Imagen de los Bufones de Pría
Bufones de Pría
  • Yo conozco a uno que se esconde en la zona de los Bufones de Pría. En esas inmensas cuevas por donde, al entrar las olas, el mar sale eyectado hacia el cielo azul tronando con una fuerza terrible. Esa fuerza os debería indicar que nada sois sobre este planeta. Una fuerza que debería haceros entender que, la Natura, es más poderosa que cualquiera de vuestras máquinas de matar. Una fuerza que, en un solo minuto, puede arrasaros de la faz de la tierra. Si vais por ahí, lo oiréis respirar por entre los agujeros horadados en las rocas y que, dicen, que es el más al moverse por entre las oquedades… ¡Ilusos!
  • También se de otro, aunque creo que esta es hembra, o sea, una Patarica, que vive en las costas entre el río Eo y la zona de Navia, en la isla de Eonavia o Eonaviega.

Si os gusta saber de todos estos seres que moran las casas, los bosques, los mares, las tierras y la natura, quizá os interese saber de que existen: El Trasgu, El Sumiciu, La Xana, El Cuélebre, El Diañu Burlón, El Nuberu, La Güestia, El Home Llobu, El Home del Sacu y, cómo no, si queréis saber sobre mí mismo El Busgosu.

AUTORES DE LAS ILUSTRACIONES:

Agradecimientos a David Cavernario por su versión del Pataricu . Podéis ver más dibujos de él en:

DRAWFOLIO

INSTAGRAM

Agradecimientos a Roberto Suárez por su versión del Pataricu. Podéis ver más dibujos de él en:

INSTAGRAM