La receta de hoy, un Aceite Antiestrias casero y natural que os ayuda a prevenir las estrías, nutriendo y manteniendo la elasticidad de la piel.

LAS ESTRÍAS

Son pequeñas cicatrices que se forman cuando la piel sufre un brusco estiramiento en un espacio muy corto de tiempo, como puede ser en el caso de embarazo, lactancia, adolescencia… que hace que se produzca una ruptura en las fibras de colágeno, que son las que dan firmeza y sostén a la piel, produciéndose entonces la indeseada estría. Depende mucho de la genética de la persona y del tipo o condiciones particulares de la piel.

No siempre se puede evitar que se formen, ya que no se producen en la epidermis, que es la capa de la piel más superficial, sino que ocurre en la dermis, una capa más profunda. La piel al ser un escudo protector tan eficaz para protegernos de sustancias toxicas, gérmenes, etc, impide también que los productos cosméticos puedan penetrar con facilidad y que sea más difícil que puedan llegar a esa zona.

Pero sí es posible mantenerla flexible, nutrida e hidratada y activar el proceso interno que permita la regeneración y formación de colágeno y elastina, con lo que se consigue que sea menor el daño en el caso de que se lleguen a formar.

Los ingredientes del aceite, el calor y el masaje, favorecen la formación de colágeno, ya que ayudan a que mejore la circulación sanguínea y linfática. Si tenemos buena circulación y buena sangre se estimula también la formación de colágeno y elastina.

Cuando las estrías se empiezan a formar son de color rosado y se puede sentir algún picor en la zona. En esta fase se pueden tratar todavía para conseguir que disminuyan o desaparezcan, pero cuando ya son blancas o nacaradas, ya está cicatrizada la estría y será permanente.

INGREDIENTES

Aceite Antiestrías, Ingredientes
Ingredientes del Aceite Antiestrías

NOTAS SOBRE LOS INGREDIENTES

  • Aceite de sésamo:  muy utilizado en la Medicina Tibetana y Ayurveda por sus propiedades nutritivas, es rico en proteínas y aumenta el calor corporal ayudando a equilibrar la circulación sanguínea y linfática.
  • Cola de caballo: rica en silicio, con propiedades remineralizantes y regenerantes. Podemos utilizarlo para que actúe internamente en forma de infusión o extractos y a nivel externo, como en este caso, para mejorar la tersura y elasticidad.
  • Caléndula: una de las mejores plantas para la piel. También estimula la regeneración de la piel dañada y la formación de colágeno. Para saber más sobre la caléndula puedes ver el post caléndula.
  • Extracto de avena: para hacerlo puedes ver el post LOCION DE AVENA PARA EL PICOR DE PIEL
  • Extracto de cola de caballo: se elabora igual que el extracto de avena, también se puede comprar en herbolarios o AQUÍ..

Elaboración:

  1. Se pone en un recipiente, apto para el fuego, el aceite con la caléndula, la cola de caballo y las semillas de lino, a fuego muy suave para que vaya macerando. Se deja durante 10 minutos desde el momento en que ya tiene la temperatura deseada (caliente, pero sin freír). Otra opción es ponerlo al baño maría al menos 30 minutos.
  2. Después se retira del fuego y se deja macerando de 24 a 48 horas.
  3. Cuando ya ha macerado, se cuela bien, exprimiendo al máximo las plantas para que suelten todo el aceite posible y se filtra para que no queden posos. A continuación se mezcla con los extractos de avena y cola de caballo, se bate bien y se le puede añadir una gotita de algún aceite esencial si se desea.
  4. Cada vez que se use se debe agitar bien antes pues la glicerina de los extractos se quedará en el fondo.
Aceite Antiestrías
Aceite Antiestrías

APLICACIÓN

Es aconsejable aplicarlo dos veces al día, pero especialmente por las noches, ya que cuando se duerme es cuando el cuerpo se repara y recupera y también es el momento en que se forma el colágeno.

Masajear con un cepillo suave la zona a tratar para que aumente el flujo sanguíneo y luego aplicar el aceite dando también masaje con las manos.

Aconsejo que el aceite esté templado o caliente ya que ayuda a que se absorba mejor, además la sensación es muy agradable y relajante.