CÓMO HACER UN CALDO O FUMET DE VERDURAS

La receta de hoy puede que no sea la más deliciosa o la más glamurosa del mundo pero lo que sí es fijo es muy útil. Un riquísimo Caldo de Verduras y hortalizas que os será muy provechosa y os facilitará la vida considerablemente. Cuando abrí el canal de Youtube lo hice con  la idea de ayudar a la gente en su paso hacia el veganismo y compartir recetas y trucos que a mi me eran muy útiles y que me solucionaban mucho mi día a día. Esta receta cumple a la perfección con ese cometido. Es algo que leí u oí una vez, no sé si a Chicote, no lo recuerdo, y que me pareció un truco genial.

A mí me da mucha pena tirar esas pieles de cebolla que, aunque estén bien, no son útiles para cocinar, y es que hay veces, no me digáis que no, que se te va media cebolla a la basura! 😀 y lo mismo me pasa con la parte verde del puerro, el tronco del brócoli, los tallos de las berzas….en fin, partes de las hortalizas que no se pueden aprovechar de otra manera pero que están igualmente llenas de vitaminas y nutrientes. y que es una lástima tirar.

Recortes de verduras y hortalizas

La cosa es muy simple, lo que hago es ir guardando en la nevera, en una bolsa de plástico, de esas herméticas, todos los retales y partes que se quitan a los vegetales y, cuando considero que tengo una buena cantidad, hago el caldo como os explico a continuación.

Ingredientes:

Caldo de Verduras

  • -Todos los restos de verduras que estén un poco feos
  • -Restos y recortes de verduras y hortalizas
  • -Cebolla
  • -Ajo
  • -Aceite
  • -Agua
  • -Sal

Elaboración:

Tras lavar las verduras y hortalizas y retirar las partes más estropeadas, en una sartén pongo a rehogar un poco de cebolla y uno o dos dientes de ajo, cortados de cualquier manera. Los rehogo a fuego medio hasta que se doren bastante, sin que lleguen a quemarse pero que cojan bastante color, porque lo que quiero es que luego el caldo quede oscurito. Mientras, pongo una olla con agua hasta la mitad a hervir.

Una vez que ya tengo dorados la cebolla y el ajo, los vierto en la olla. A continuación meto todos los restos de verduras y lleno con más agua hasta llenarla  y lo dejo cocer todo a fuego suave unos veinte minutos.

Luego lo sazono y lo cuelo. Aprovecho hasta la última gota presionando bien con una cuchara de madera, para extraer toda la sustancia y luego simplemente lo envaso y a la nevera.

Caldo de Verduras

Ahora tenemos un buen caldo preparado que nos ahorrará mucho tiempo en la cocina. Que quieres hacer un arroz, una pasta, quinoa…lo que sea, ya tienes la mitad del trabajo hecho. O simplemente llegas a casa por la noche muerta de frío y te apetece algo calentito pues ya lo tienes. Yo suelo ponerle algún champiñón laminado finito, algunas tiras finitas de calabacín, o unos fideos de soja o arroz y un poco de salsa de soja o tamari o Miso y queda riquísimo! También queda muy rico si le espolvoreamos un poco de levadura desamargada, le da un toquecín muy rico y diferente, en fin, a partir de aquí lo que se nos ocurra.

Veganízate!!! 😀

También puedes seguirme en:

YOUTUBE

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER