AZAFRAN

Siempre había utilizado el azafrán por sus virtudes culinarias y la verdad es que no lo hacía con mucha frecuencia, hasta que conocí la Medicina Tibetana y la Cosmética Ayurveda y descubrí las propiedades medicinales de esta especia. Así que en el post de hoy, Azafrán salud para tus ojos, os hablaré un poco sobre esta maravillosa especia.

El azafrán es una de las especias más antiguas conocidas y utilizada por el hombre. Tiene propiedades cosméticas y medicinales y en estas últimas me centraré hoy.

En la Medicina Ayurveda

se le atribuyen propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antidepresivas. Está indicado en casos de infertilidad, asma, problemas menstruales, psoriasis y como protector del sistema nervioso.

En la Medicina Tibetana

es uno de los ingredientes excelsos y se utiliza para refrescar y regular el calor, favorece la circulación sanguínea, ayuda al funcionamiento correcto del hígado y la vesícula biliar y mejora la salud de los ojos en problemas de visión, ojos secos, llorosos, inflamados…Estas propiedades están siendo demostradas actualmente por recientes investigaciones. Un estudio dirigido por la Catedrática Silvia Bisti en la Universidad L´Aquila de Italia y en cooperación con la Universidad de Sydney, descubrieron que el azafrán puede curar la pérdida de visión por degeneración macular. Aumenta el oxígeno del cuerpo, disminuye el proceso de degeneración de las células receptoras de la luz, mejora las funciones de los vasos sanguíneos de los ojos y de la retina, protege las células encargadas de la visión gracias a sus ácidos grasos y protege los ojos de la luz brillante. Las propiedades de esta maravillosa y cara especia están generando gran interés farmacológico y cosmético.

El azafrán en forma de tintura

se utiliza para friccionar las encías en caso de gingivitis o cualquier afección de la cavidad oral ya que tiene una acción intensa y efectiva como antiséptico.

En infusión

mejora el ánimo, aumenta la energía por lo que ayuda a disminuir la depresión y por sus efectos sedantes calma dolores y cólicos estomacales.

En forma de cataplasma

se usa para problemas cutáneos.

He podido comprobar los beneficios del azafrán para la visión y os explico a continuación la forma en que podemos mejorar nuestros ojos cuando están cansados, inflamados, en caso de blefaritis, de ojos secos, irritados…

Elaboración:

En una taza ponemos 15 hebras de azafrán (de la mejor calidad posible) y añadimos agua mineral hervida y caliente (si es buen azafrán no coloreará el agua de inmediato) lo tapamos y dejamos reposar 4 horas.

Utilizamos esta infusión dos veces al día, por las mañanas y por las noches, apartando un poco de este liquido dorado en un vasito, lo templamos un poco y con un cuenta gotas aplicamos en los ojos haciéndolos que lloren, es como un lavado interno, tres o cuatro veces. Quizás notes que las gotas, al lavar el ojo, dan sensación de ser ásperas o que resqueman ligeramente, (es normal cuando hay algún problema en ellos, cuando están bien no molesta nada). Este lavado ocular calma, refresca e hidrata el ojo.

A continuación calentamos de nuevo un poco más y aplicamos sobre los ojos cerrados empapando unos algodones y dejamos actuar durante diez minutos. Este calor ayuda a relajar los ojos y a desinflamarlos. Después aplicamos una gotita de aceite de almendras en sobre cada párpado con un suave masaje. Es realmente efectivo, fácil de preparar y de aplicar, así que cuando sientas que tus ojos te piden ayuda prepárales esta infusión y te lo agradecerán.

.

Precauciones:

Por vía tópica no tiene contraindicaciones conocidas.

Por vía oral no se debe exceder la dosis de 1,5 gramos al día, ya que empieza a resultar tóxico y provocar trastornos nerviosos, renales y ser causa de aborto. Y en dosis altas de 10 gramos el azafrán puede ser mortal. No se debe utilizar como tratamiento medicinal en mujeres embarazadas ni en periodo de lactancia.