La receta que os traigo hoy es una pomada de neem que contiene infinidad de propiedades para proteger y acelerar la sanación de la piel de cualquier zona del cuerpo. Es una pomada con acción protectora, calmante, cicatrizante y regenerante. Muy útil en caso de picor, irritación, pequeños cortes y heridas, rojeces, quemaduras solares (que no precisen de atención médica), picaduras de insectos, heridas por roces, dermatitis, escoceduras de pañal, sarpullidos por calor o por exceso de sudor, eczemas…

QUE ES EL NEEM

El neem o nim o Lila India o nimbo de la India​ o margosa de la India siendo su nombre científico ​ (Azadirachta indica) es originario de la India y de birmania y es un árbol perteneciente a la familia Meliaceae  y que solo vive en regiones tropicales y subtropicales.

INGREDIENTES de la Pomada de Neem

10 gr. Oxido de zinc

6 gr. Neem en polvo

8 gr. Almidón de maíz

25 ml. Loción de avena (o 13 ml. Glicerina y 12 ml. de agua destilada)

5 ml. Aceite de Neem (o de almendra)

1gr. Vitamina E

Ingredientes de la Pomada de Neem

PROPIEDADES DE SUS COMPONENTES

  • Oxido de zinc: actúa formando una barrera protectora entre la piel y cualquier agresión externa, mejora la regeneración celular, acelera la cicatrización, permite que la piel esté hidratada manteniendo su propia humedad, fotoprotector, antiinflamatorio, antiséptico, reduce las manchas en la piel y se utiliza para tratar el acné.
  • Neem en polvo y aceite:  considerado en la India como “la farmacia del pueblo”. Es utilizado desde hace siglos por la Medicina Ayurveda para el tratamiento de numerosas enfermedades por sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias, antivirales, antifúngicas, antiulcerosas. El aceite de neem es eficaz en problemas dermatológicos como inflamaciones, dermatitis alérgicas, eccemas, acné, psoriasis, herpes…
  • Almidón de maíz: ayuda a calmar erupciones, quemaduras, picores, absorbe el exceso de humedad o grasa sin obstruir los poros.
  • Avena y glicerina: tienen múltiples cualidades para la piel. Ver post Loción de avena.
  • Aceite de almendras: rico en antioxidantes, vitamina E y nutrientes esenciales, antiinflamatorio, suavizante, ayuda a mantener la piel hidratada, a curar quemaduras solares leves.
  • Vitamina E: antioxidante, tiene propiedades calmantes y cicatrizantes.

PREPARACIÓN

  • Mezclar los polvos de óxido de zinc, de neem y de almidón de maíz, (mejor si se usa mascarilla para evitar inhalar el polvo) hasta que queden sin grumos.
  • Mezclar la loción de avena con el aceite y la vitamina E (o el agua con la glicerina y el aceite).
  • Agregar poco a poco la parte liquida a la mezcla de polvos hasta formar una pasta homogénea y envasar.
  • Si se aplica en una zona del cuerpo húmeda se puede hacer la pomada para uso puntual sin añadir agua ni aceite, solo glicerina.
  • Mezclar los polvos de óxido de zinc, de neem y de almidón de maíz, (mejor si se usa mascarilla para evitar inhalar el polvo) hasta que queden sin grumos.
  • Mezclar la loción de avena con el aceite y la vitamina E (o el agua con la glicerina y el aceite).
  • Agregar poco a poco la parte liquida a la mezcla de polvos hasta formar una pasta homogénea y envasar.

NOTAS:

Si se aplica la pomada de nnem en una zona del cuerpo húmeda se puede hacer la pomada para uso puntual sin añadir agua ni aceite, solo glicerina.

Si se queda demasiado espesa se le puede aumentar la cantidad de ingredientes líquidos.

La pomada de neem es muy efectiva y el alivio y la mejoría se notan rápidamente.