Un sabio indio dijo una vez:

Toda la felicidad del mundo viene de desear la felicidad de los demás.

Todo el sufrimiento del mundo viene de desear la felicidad para uno mismo.”        

Shantideva

EMPECEMOS A COMPRENDER LA COMPASIÓN

Para empezar a hablar sobre la Compasión debe quedar claro qué es en realidad y qué significa sentir compasión.

  • La compasión no consiste en sentir pena, lástima, angustia y tristeza por el sufrimiento de los demás y permanecer en ese estado, sufrir inactivamente. Eso no tiene mucho sentido y es contraproducente, no solo no va a servir de nada a los demás, sino que además te enfermará a ti.
  • Es también el deseo de ayudar a que nadie sufra, reconocer su dolor, su necesidad, su sufrimiento e involucrarse de forma activa en proporcionar ayuda, apoyo, felicidad… a nuestro entorno.
  • Se deriva en la necesidad de desarrollar un corazón limpio y puro, que siente la felicidad y el sufrimiento de los demás y cuida del bienestar de todos los seres sin aferrarse a las emociones.
Corazón
La Compasión

BENEFICIOS DE LA COMPASIÓN

Tener un corazón compasivo y abierto siempre nos beneficia y cuidar del entorno es la mejor inversión en nuestra felicidad. Cuanto más nos importe la felicidad de los demás, menos nos perturbarán nuestros propios problemas que acabarán siendo menos importantes y nos sentiremos menos víctimas de ellos.

 Dejaremos de darnos una excesiva importancia a nosotros mismos atrapados por una mente cerrada y egoísta que nos hace perder la perspectiva con el resto del mundo.

La compasión abre el corazón a que el amor fluya sin límites, nos ayuda a ver que todos los seres somos iguales, todos queremos ser felices y evitar el sufrimiento y todos tenemos el mismo derecho a ello.

La Compasión, el Corazón
Abre tu Corazón

INICIACIÓN A LA COMPASIÓN

Una forma de comenzar a llevar a la acción esa compasión es intentar cambiarte por los demás. Cuando veas a alguien que sufre (ya sea sufrimiento físico, mental o emocional) intenta ponerte en su lugar y cuando sientas que tu corazón se empieza a encoger, intenta sentir esas sensaciones, no las apartes, deja que se abra y fluya el amor y conecta con la verdadera naturaleza de tu corazón haciendo la MEDITACIÓN EN EL AMOR dirigida a esa persona, personas o animales, a cualquier ser sintiente que lo necesite.

La compasión es la mejor protección para uno mismo y para todos los seres, es también la fuente de la curación de nuestra mente y de nuestro sufrimiento emocional.

Agradecimientos a Almasu Awen por sus dibujos. Podéis ver más dibujos de él en: