Es cierto que una vez que cambias tu vida, y digo vida no dieta, al veganismo hay un sinfín de cosas y recetas que ya no volverás a probar jamás y eso, al principio asusta un poco, la verdad. Pero cuando se te pasa el susto y vas poco a poco metiéndote en el mundillo de la cocina y empiezas a conocer nuevas formas de cocinar, de comer.. descubres que en realidad todo es mucho más sencillo de lo que pensabas y que hay muchos platos que no tienes por qué descartar de tu vida, simplemente transformarlos en otros. Su sabor vale que no será exactamente el mismo, es cierto, entre otras cosas porque es imposible que por ejemplo la soja que no es carne sepa a carne, pero lo que si es cierto es que se asemejan muy mucho y eso para mí ya es bastante. Este Revuelto de Espárragos y Champis es uno de esos platos que afortunadamente se pueden emular con mucho éxito y que te dejan con una sensación de triunfo, de satisfacción, por haberte podido comer un buen revuelto sin necesidad de que lleve huevos y que te sepa a gloria bendita. Es así.

También es cierto que al igual que  prescindimos definitivamente de muchos platos, formas de cocinar, sabores y sensaciones, descubrimos otros tantos, y cada vez más, que son nuevos y sorprendentes y que antes no hubiéramos sabido ni que existían. La realidad es que afortunadamente en los tiempos que vivimos casi todas las recetas tradicionales se pueden veganizar, con mucho éxito, lo que me parece maravilloso.

Pero vamos ya con la receta, no tiene mayor complicación, como veréis. Es un plato que me encanta preparar para cenar, para comer suelo ser más de cuchara, porque además es más ligero de cara a irse a la cama.

Ingredientes:

Revuelto de espárragos y champiñones

-un bloque de tofu

-un manojo de espárragos

-champiñones

-uno o dos dientes de ajo

-pimienta negra

-sal Kala namak (opcional)

-cúrcuma (opcional)

-aceite de oliva

Elaboración:

Escurrimos el tofu y lo desmenuzamos a mano, para que las migas simulen los pegotitos de huevo que se forman en el revuelto tradicional, y lo reservamos. Por otro lado ponemos un poco de aceite en la sartén y ponemos el ajo picado, antes de que empiece a coger color añadimos y salteamos los espárragos. Un truco para saber por dónde cortar el tallo de los espárragos es este: cogemos el espárrago y lo doblamos hasta que se rompa, es decir, lo vamos doblando por la base hasta que se rompa el solo, que será por la parte que es más tierna, de esta manera desechamos la dura que no se rompe. Agregamos un poco de sal para que se hagan más rápido y cuando empiecen a estar tiernos añadimos los champiñones fileteados y dejamos que se haga todo hasta que esté cocinado, al punto que nos guste. Entonces añadimos el tofu desmenuzado y  salpimentamos. Removemos y dejamos unos instantes para que se mezclen los sabores. Y ya al final ponemos un poco de cúrcuma, sólo un poco para que de color pero no sabor y un poco de sal Kala Namak, que será la que le aportará ese sabor parecido al huevo. Estos dos últimos ingredientes son opcionales, si no los tenéis no pasa nada, estará riquísimo igual pero si queréis que se parezca más en aspecto y sabor al original se lo ponéis.

Revuelto de Tofu

No pongo cantidades exactas porque yo lo hago siempre a ojo, pero si sobra, no pasa nada, al día siguiente estará fenomenal para comer sobre una tosta, por ejemplo. Un plato muy completo con proteína y vegetal.

Veganízate!!! ;D

También puedes seguirme en:

Youtube: https://www.youtube.com/c/veganamente

Facebook: https://www.facebook.com/cocinando.venamente/

Instagram: https://instagram.com/vegana_mente

Twitter: https://twitter.com/Vegana_Mente