Ya se acercan las navidades y empezamos a dar vueltas para ver que regalos comprar. La receta de hoy puede ser una buena idea para hacer un sencillo y artesano regalo que nos servirá para tener un bonito detalle, unas Pastillas de masaje.

La mezcla de las mantecas y la cera de soja las convierten en un cosmético humectante (que evita la sequedad), antioxidante, antiinflamatorio y nutritivo que protege la piel, además son muy fáciles de usar.

Para hacerlas necesitamos un molde con el que dar forma a las pastillas de masaje. Pueden servir los que se utilizan para repostería, de silicona, que se desmoldan fácilmente.

INGREDIENTES

Ingredientes para hacer Pastillas de Masaje
Pastillas Masaje, Ingredientes

Para hacerlas necesitamos:
66 gr. de manteca de cacao
28 gr. de manteca de karité
6 gr. de cera de soja
1 gr. de vitamina E (opcional)
15 – 20 gotas de aceite esencial o aroma natural

Opcional : podemos añadir colorantes naturales para darles un toque especial como cacao en polvo, un poquito de cúrcuma, espirulina y también decorarlas al final con un toque de micas cosméticas.

ELABORACIÓN

Pastillas de Masaje, Elaboración
Pastillas de Masaje, Elaboración

Son muy fáciles de hacer y no requieren mucho tiempo, solamente tenemos que:

  1. Poner las mantecas y la cera en un recipiente y dejarlas fundir al baño maría.
  2. Cuando ya estén en estado liquido, se le añade la vitamina E y el aroma (y el colorante si decidimos ponerle).
  3. Podemos añadirles algún aceite esencial que nos guste, según sus propiedades, si deseamos que sean relajantes (lavanda, petitgrain, manzanilla), para relajar las tensiones musculares (romero, enebro), etc.
  4. Para que los aceites esenciales no pierdan sus propiedades, esperaremos a las mantecas reduzcan un poco de temperatura antes de añadirlos.
  5. Una vez hayamos mezclado bien todos los ingredientes, rellanamos los moldes elegidos y dejamos enfriar del todo para que solidifiquen.
  6. Cuando estén sólidas (en caso de tener prisa se pueden meter en la nevera), desmoldamos y envolvemos como más nos guste.

Es una receta muy fácil y siempre viene bien tener una pastilla de masaje. Podemos utilizarla después de la ducha o para dar un masaje a nuestra pareja, o hijos…

Probad a hacerlas.

Os deseo que disfrutéis de unas felices fiestas navideñas.