En este día de hoy, amiguinos y amiguinas amantes de la natura, os voy a hablar sobre la caza, esa acción que, antaño, era algo que se realizaba para subsistir y que, en la actualidad, en los países “civilizados” se hace por diversión y que yo, El Busgosu, Señor de la Natura, odio desde lo más profundo de mi ser.

Nativo Americano Cazando (Imágen de Pixabay, autor TomasProszek
Nativo Americano Cazando

LA CAZA EN LA ANTIGÜEDAD

Sí, así es, antiguamente el hecho de que los humanos se vieran obligados a cazar era algo que hacían para poder obtener el preciado alimento proteínico aportado por los animales, además de pieles y huesos utilizados para hacer armas, enseres, etc… o, en resumidas cuentas, para sobrevivir.

Por aquel entonces, cuando la caza se realizaba con total respeto hacia los seres que iban a perder la vida, todo estaba en armonía, los humanos, como animales que sois, también teníais derecho a alimentaros, ¡cómo no!, y un Busgosu que, por aquel entonces, sin ciudades era el Señor de todo lo que le envolvía, velaba porque todos los animales coexistieran. Un humano cazaba una presa para alimentarse y al día siguiente era el humano el que era cazado por otro animal para el mismo fin.

Representación de pintura Rupestre

Esto sucedía hace muchísimo tiempo cuando los humanos vivían en cuevas sin tener el conocimiento del cultivo de plantas y de la cría de animales. Y se veían obligados a andar moviéndose continuamente en busca de mejores lugares  donde la recolección de frutos, bayas, tubérculos y vegetales comestibles les permitiera alimentarse, siendo necesario para su subsistencia tener que cazar, lo que hacían con grandes rituales de respeto y agradecimiento a la madre naturaleza por las vidas de los animales fallecidos para su sustento.

Hombres y mujeres por igual, en grupos (sí, mujeres también, no entiendo por qué la historia dio siempre una información sesgada al respecto, las mujeres cazaban y luchaban pues su supervivencia iba en ello) salían a cazar utilizando todo tipo de argucias para conseguir llevar a las manadas a trampas donde uno o dos ejemplares sería cazados. Esto aportaría a la tribu alimento y abrigo, o lo que es lo mismo, Vida.

Ciervo- - Pixabay - Free-Photos
Un Ciervo

EL AVANCE EN LAS TÉCNICAS DE CAZA

A medida que las técnicas de caza fueron perfeccionándose, empezaron los problemas para la naturaleza, amiguinos y amiguinas, dado que, por ella, infinidad de especies fueron masacradas e incluso extinguidas pues, los humanos, por el hecho de divertiros, no escatimáis en medios y no os importa la vida del propio planeta. Sólo el mostrar vuestras bravuconadas y trofeos para demostraros a vosotr@s mism@s y al resto, lo grandios@s y estupend@s que sois. Poco a poco, fuisteis perdiendo la unión que antaño teníais con la madre naturaleza y os habéis convertido en unos seres despreciables que matáis sin control alguno y sin respeto, quemáis bosques sólo por el hecho de ser más poderosos, devastáis zonas enteras sin importaros los seres vivos y especies vegetales que vais a extinguir. Matáis sólo por llevar lujosas pieles de animalillos que nunca nada os han hecho. Lo hacéis para luciros y demostrar el nivel adquisitivo que poseéis.

Imagen de un Busgosu atacando a un cazador

LA CAZA EN LA ACTUALIDAD

A medida que, lo que llamáis sociedad, fue evolucionando, grandes “Señores” fueron acotando zonas para ser ellos los únicos privilegiados que pudieran campar a sus anchas matando todo lo que se les cruzara. Después, en sus casonas, llenan las paredes de trozos de cadáveres de esos seres a los que tan ruinmente han quitado la vida. He visto cómo, incluso, si alguien ajeno entraba a cazar, y en este caso, sí que era para alimentarse, era castigado o asesinado por ello. ¿Quiénes os creéis como para poner cotos a la naturaleza? ¿Sólo por que os podéis permitir el lujo de pagar por ello, ponéis invisibles barreras en algunos casos y en otros casos, barreras más que visibles e infranqueables para que los de dentro no puedan salir y, al contrario, nadie de fuera pueda entrar? ¿Os creéis Busgosus o algún otro tipo de Dios?

Una Marta - Pixabay - Skeeze
Una Marta

Alguna vez, antes de atacar a los cazadores, he permanecido escondido y mimetizado entre la vegetación, pues seguro que no seríais capaces de distinguir a un verdadero Busgosu, Señor de la Naturaleza, de cualquier otro morador de los bosques… ¡¡cómo vais a distinguir si os estáis matando entre vosotros!! pues bien, como ya dije, agazapado, he estado observando todo el equipo que traéis: Armas con las que podéis ver y alcanzar a la presa a gran distancia, sin riesgo alguno para vosotros; aparatos que os indican donde estáis y qué camino seguir para no perderos; partidas de perros que os ayudan en el rastreo; artefactos con los que os habláis unos a otros desde sitios que ni os veis; he visto que, incluso, algunos tenéis unos aparatos que vuelan para localizar a las presas desde el aire; Armas y aparatos con los que podéis ver en la oscuridad… en fin… ¿A eso llamáis un lance justo?

EL FUTURO QUE OS ESPERA

Como defensor desde tiempos inmemoriales de la naturaleza, os pido que recapacitéis y os paréis un momento a pensar. En la actualidad, muchos de los animales que aún os sobreviven, los habéis metido en jaulas y los tenéis en reductos para evitar su extinción… ¿No lo veis?¿realmente tenéis la cabeza tan llena de ego que no os dais cuenta que no es necesario eso? ¿Que sólo con que respetéis al resto de seres vivos que os rodean, ya no hacen falta cautiverios?

¿Qué haréis cuando el último mamífero haya fallecido? ¿Qué, cuando la última ave yazca? ¿Y cuando el último ser acuático fenezca? Os quedarán los insectos, pero tal como sois, también estos acabarán desapareciendo de la faz de la tierra. Teniendo en cuenta toda la porquería que echáis al aire ¿cuanto os duraran las plantas? Cuando todo la vida animal y vegetal deje su existencia, yo os diré lo que sucederá:

Bosque de cruces en vez de árboles.
Cuando acabéis con todo, veréis esto
  • Sois tan divin@s que alguna máquina haréis para conseguir poder respirar y permanecer con vuestra parasitaria vida, sin duda.
  • Pero, os comeréis unos a otros.
  • Lógicamente, ni si quiera todos podréis hacer esto último, pues sólo los más poderosos (ni siquiera los más fuertes) con su poder adquisitivo, se lo podrán permitir.
  • El resto, arrastraréis vuestra existencia por este planeta hasta que llegue vuestro fin.

Os habéis convertido en seres despreciables sin ningún tipo de empatía, ni de eso que vostr@s mism@s llamáis humanidad. Sois un terrible virus que azota este planeta y del que, en algún momento, tendrá que deshacerse y aniquilar como ser despreciable y parásito que sois. El planeta tendrá que acabar con vosotros, antes de que seáis vosotros los que acabéis con él.

¿No os dais cuenta de que cuando dejéis de existir, este planeta conseguirá vivir libre y poco a poco, como ha pasado con infinidad de civilizaciones, cualquier estructura, edificación o rastro humano, irá siendo absorbido por la naturaleza hasta que no quede ni rastro?

¿Cuánto creéis que puede resistir este mundo con vosotros encima, viendo el terrible camino que lleváis?

Paisaje - Pixabai - Autor 12019
Paisaje

Pero aún estáis a tiempo. Aún hay esperanza de que cambiéis y os volquéis en salvar vuestro futuro reconstruyendo todo lo que habéis destruido. Sois muchos los que os habéis concienciado de ello y cada vez, parece que sois más. Empezad por vuestro entorno más cercano y poco a poco id ampliando terreno, ayudando donde se os necesite, protegiendo esos espacios naturales que tenéis, empezando por vuestro barrio, seguid por vuestro pueblo o ciudad, continuad con vuestra región, después vuestro país, continente y finalmente el planeta entero. La naturaleza os compensará como lo viene haciendo, con esas maravillas naturales que os da de forma totalmente gratuita.

¡SED MÁS HUMANOS!