En el post de hoy, Bostezo, Fuente de Salud, vamos a descubrir muchas curiosidades acerca del bostezo y de sus beneficios para nuestra salud.

La importancia de realizar el bostezo con todas las ganas

Es importante bostezar con ganas, sin contenerse.

Hoy os propongo un ejercicio o práctica muy sencilla de hacer por las mañanas y muy saludable que nos ayudará a empezar el día con buena energía.

El ejercicio:

consiste en conseguir hacer al menos nueve bostezos matutinos plenos y satisfactorios para conseguir una limpieza y descongestión total energética. Que los ojos lloren y la nariz gotee, cuanto más nos lloren los ojos y mas gotee nuestra nariz mayor beneficio para nuestra salud. Además aprovecharemos para estirarnos bien y así logramos que músculos, tendones y fascias se activen también.

Siempre nos han dicho que bostezar es de mala educación y al igual que nos ocurre con otras expresiones naturales del cuerpo, nos hemos acostumbrado a contenerlo. Incluso a la mayoría nos cuesta bostezar sin poner la mano delante y esconder un poco así la cara. Sin embargo el bostezo es una respuesta natural del cuerpo que tiene grandes beneficios para nuestro organismo.

El bostezo matutino consigue:

Que relajemos la mandíbula y todas las tensiones del rostro, músculos faciales y faringe.

Estimula los músculos de los párpados, al contraerse presionan las glándulas lagrimales  haciendo que los ojos lloren  se hidraten y limpien con el lagrimeo producido.

Nos llena los pulmones plenamente y permite que nos expandamos internamente oxigenándonos y logrando así una gran limpieza energética.

Permite que el cuerpo se vaya aflojando y que descienda a tierra todo lo que no necesitamos, que soltemos el exceso de energía estancada. La gran inspiración que produce activa la circulación linfática.

El bostezo con sonido y sin taparnos la boca disfrutándolo y permitiendo que sea amplio es el más completo y beneficioso.

El Bostezo, fuente de salud

El Bostezo, fuente de salud

Según investigadores del Instituto de Neurología de Londres, el bostezo también activa unas áreas del cerebro (entre ellas el precuneo), que tiene un papel fundamental en la conciencia, la auto reflexión y recuperación de la memoria. Por lo tanto, el bostezo deliberado, puede ayudar a reforzar esta parte del cerebro.

Con el bostezo también activamos el nervio vago, que comunica al cerebro con el diafragma y que se encarga de dar sensibilidad a las mucosas respiratorias y viaja a todos los órganos principales enviando los mensajes de relajación al cuerpo. Es el nervio de la serenidad, calma y sosiego y con el bostezo conseguimos activarlo.

El nervio Vago se activa gracias al bostezo.

Nervio Vago

Los investigadores también pudieron comprobar que regula la temperatura y metabolismo del cerebro, consigue desconectar por unos segundos la mente relajando el cerebro, enfriándolo y ayudando a que sea más rápido.

Para activar el nervio vago, además del bostezo, podemos inhalar en 4 tiempos, contener en 6 y exhalar en 4, con los labios ligeramente contraídos como echando vaho a un cristal.

Creo que después de todo esto no quedarán dudas sobre su importancia y que merece la pena crear un espacio en nuestra rutina diaria para ello, solo unos pocos minutos cada mañana para invertir en nuestra salud. Y durante el día cuando nos sintamos cansados o con la cabeza cargada, podemos buscar un rincón, unos segundos para bostezar y refrescar el cerebro, ya que además nos ayudará a rendir mejor después de ello.

Así que a partir de ahora recordaremos que los bostezos son fuente de salud, que nos ayudan a refrescar el cerebro y poder estar más atentos.