Hoy vamos a preparar una estupenda crema nutritiva de Argan, casera, una crema a base de aceites y mantecas que regeneren y nutran la piel y eviten su deshidratación.

CUIDADOS DE LA PIEL

La piel necesita, para mantenerse sana e hidratada, que se mantenga el equilibrio natural de agua y grasa de su manto hidrolipídico (manto que impide que penetren sustancias nocivas y que se pierda agua de forma descontrolada). Con esta crema le proporcionaremos un aporte continuo de grasa que la proteja de los agentes externos como el viento, el sol, la polución… y que evite la pérdida de agua, para que no se deshidrate.

No es cierto que un aceite hidrate la piel, ya que no contiene agua, pero sí la ayuda a conservar su humedad natural, formando una fina película que evita que se evapore y reforzando ese manto hidrolipídico.

PARA HACER ESTA CREMA NECESITAREMOS

  • 20 gr. de manteca de karité
  • 15 gr.  de manteca de cacao
  • 10 gr. de aceite de coco
  • 25 gr.  de aceite de argán
  • 1 gr. de vitamina E
  • 2 gr. de arcilla blanca
  • 2 ml. de tintura de arándanos rojos (o tintura de mirra, de benjuí, de granada)
  • 9 gotas de aceite esencial de geranio (palmarosa, romero, rosa…)
Crema Nutritiva de Argán, Ingredientes
Crema Nutritiva de Argán, Ingredientes

PROPIEDADES:

  • Manteca de karité: tiene propiedades regenerantes, antiinflamatorias, cicatrizantes y nutritivas. Suaviza la piel, calma rojeces, irritaciones, sequedad. Además le proporciona elasticidad y la sensación al aplicarla es de ligera humedad.  Debe ser manteca de Karité sin refinar o lo menos refinado posible, ya que en el mercado la podemos encontrar de muchas formas y algunas están demasiado refinadas y como es lógico no mantiene las mismas propiedades y puede ser mucho más aceitosa, más blanda… con lo que, además de que no nutrirá ni regenerará la piel del mismo modo, esta receta también resultaría distinta ya que sería más grasienta y menos consistente en su textura.
  • Manteca de cacao: protectora, nutritiva y antioxidante.
  • Aceite de coco: entre otras propiedades destaca por su alto contenido en acido láurico (es un ácido graso saturado que se encuentra en la leche materna) con propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Este aceite da tonicidad, suavidad y juventud a la piel.
  • Aceite de argán: excelente antiarrugas, reestructurante y regenerador de la piel.
  • Vitamina E: potente antioxidante
  • Arcilla blanca: ayuda a mantener la piel hidratada conservando la propia humedad de la piel. También suaviza, calma, remineraliza y potencia la capacidad regeneradora de los demás componentes de la crema.
  • Tintura de arándanos rojos: ricos en antioxidantes como la vitamina A y C, da firmeza y previene inflamaciones de la piel.
Crema Nutritiva de Argán, Preparación
Crema Nutritiva de Argán, Preparación

PREPACARIÓN:

  1. Ponemos las mantecas de Karité y de cacao junto con el aceite de coco a calentar al baño María, removiendo de vez en cuando hasta que estén liquidas o semilíquidas.
  2. Retiramos del fuego y añadimos el aceite de argán y la vitamina E y batimos. Dejamos que se enfríe hasta que esté a unos 30 grados y volvemos a batir bien. Para acelerar el proceso podemos ponerlo al baño María, pero esta vez con agua fría o con hielo, y seguimos batiendo hasta que empieza a parecer una crema (como una mayonesa). Agregamos entonces el resto de ingredientes y volvemos a batir.
  3. A medida que se va enfriando, va cogiendo consistencia de crema, una vez conseguido ya la podemos envasar en un bonito tarro.
  4. La consistencia de la crema puede variar dependiendo de la calidad de las mantecas y de la temperatura del ambiente, si hace calor quedará más liquida, puedes añadir mas manteca de cacao en ese caso o conservarla en un lugar más  fresco.

UTILIZACIÓN

Se utiliza como crema nutritiva de noche, para que nutra y regenere la piel mientras dormimos.

También se puede aplicar sobre la crema hidratante de día, así ayudará a que el aporte extra de hidratación de ésta, se mantenga por más tiempo.

Con esta crema nutritiva sentirás tu piel más flexible y jugosa, y no solo la sentirás así, sino que también la verás más rejuvenecida. Es muy sencilla y eficaz.