No uso champú, puede resultar extraño de oír pero es cierto, no lo uso desde hace unos dos años, sin embargo tengo el pelo genial, fuerte, brillante y sano. Hoy quiero compartir con vosotros mi método de lavado de cabello sin champú. Pero antes querría explicaros por qué, no es una manía mía ni un capricho, detrás de esta decisión hay un motivo.

El veganismo no es una simple dieta, como muchas veces leo por ahí, cosa que me irrita enormemente, es un modo de vida y en mi caso, como en el de much@s otr@s, una pequeña revolución, una forma de llevarle la contraria a una sociedad que lleva un modo de vida con el que no estoy de acuerdo. Ser vegan@ implica tener conciencia de lo que ocurre con los animales pero también de todo lo que hay alrededor de esa explotación: contaminación, deforestación, sobreexplotación de recursos naturales, toda una serie de prácticas que tanto si lo queremos ver como si no, están acabando con el planeta. Yo me rebelo como puedo contra eso siendo cada vez menos consumista y siendo cada vez más consciente de qué es lo que pongo en mi bolsa de la compra, por este motivo cada vez compro menos cosas, mi marido dice que es un suplicio salir conmigo a comprar jajaja supongo que tiene razón ? Por tooodos esos motivos un día decidí dejar de comer carne,  decidí  plantar mi propia stevia, conseguí tener un terreno para cultivar mis propios vegetales,  por eso ya no uso maquillaje, ni jabones que no sean artesanos y por eso uso este “no poo”

Pero además de todo eso está también está el hecho de que cualquier producto cosmético está compuesto de cosas que ni siquiera sé qué son, habéis leído alguna vez con detenimiento los ingredientes??? son fórmulas químicas imposibles de entender, casi todo derivados del petróleo, así que entre lo uno y lo otro y habiendo conocido este método de lavado, me inclino claramente por lo natural. Si piensas lo mismo que yo, aquí te digo cómo funciona la cosa 🙂

Ingredientes:

nopoo1-1

-1 cucharada de bicarbonato

-1 ó 2 cucharadas de vinagre de manzana

-agua

Lo primero que hago es cepillarme el pelo en seco, así se estropea menos, una vez bien desenredado empezamos el lavado. En un envase que tengáis por ahí, un frasco por ejemplo, se pone una cucharada de bicarbonato y se echa un vaso aproximadamente de agua no demasiado caliente, lo tapamos y agitamos  para que el bicarbonato se disuelva bien, el resultado tiene que ser un agua con una textura como un poco jabonosa sin granitos de bicarbonato. Este agua lo repartimos por todo el cuero cabelludo, no por el cabello, sólo el cuero cabelludo. Frotamos como normalmente con el jabón y lo dejamos reposar unos dos o tres minutos. Pasado ese tiempo nos aclaramos bien y pasamos a aplicarnos el vinagre que actúa como el suavizante y que, por lo que me han dicho, era lo que usaba antiguamente. Hacemos lo mismo que con el bicarbonato, cuanto más reseco tengamos el cabello más vinagre debemos aplicar, yo como lo tengo rizado me pongo dos o tres cucharadas. Y hacemos lo mismo, las ponemos en un recipiente y añadimos un vaso aproximado de agua más bien fría, agitamos y nos lo aplicamos, esta vez, por toda la cabeza, cuero cabelludo y cabello. Masajeamos y dejamos actuar durante otros dos o tres minutinos. Yo mientras tanto me lo desenredo otro poco con una paleta de dientes anchos. Luego me lo aclaro con agua tibia y ya está. El pelo queda genial, superlimpio y brillante. Creo que incluso tarda más en ensuciarse que con un champú tradicional.

nopoo2-1

Podéis reutilizar envases de plástico vacíos  de otros productos que se os hayan terminado y que tengan tapón así es más fácil de aplicar.

Podéis dejarme cualquier duda o comentario, responderé encantada. Ah! y podéis seguirme también en Twitter:https://twitter.com/Vegana_Mente

Youtube:https://www.youtube.com/channel/UC8gMullt_VWkTTAbW5GYZZg

Instagram:https://www.instagram.com/vegana_mente/

Facebook:https://www.facebook.com/cocinando.veganamente/?ref=hl