Los días ya han disminuido increíblemente, el frío ya está aquí y con él, el tiempo de recogimiento. Las ganas de quedarse en casa para no pasar frío y poder disfrutar, desde la ventana y desde el confort del hogar, viendo cómo llueve, hiela o sopla el viento afuera, mientras nosotras estamos tan agustito. Pero el premio completo es cuando, además de no tener que salir si no quieres, no tienes nada que hacer y te puedes pasar la tarde entera haciendo el vago, oyendo música y leyendo, viendo alguna peli o alguna serie que teníamos atrasada o, en definitiva, lo que nos dé la gana. Eso es la felicidad y el momento ideal para disfrutar de una Infusión Relajante de Manzana y Jengibre. Esos momentos de relax son oro puro que debemos regalarnos de vez en cuando, algo que me debo aplicar a mí misma porque os confieso que cada vez tengo menos tiempo para vaguear, no sé cómo me las arreglo que siempre tengo mil cosas que hacer…así que cuando lo mando todo a la porra y me regalo una tarde así, es que lo gozo, en serio.

Me gusta sentarme en el sofá, a ver la tele o leer, tranquiiilamente y eso sí, acompañada de una buena bebida calentita. Me encanta el chocolate puro en polvo, he aprendido a disfrutarlo sin azúcar, con un poco de canela y un pellizquín de sal, bien caliente y así, simplemente me encanta. Pero hay otras veces que me apetece algo más frutal y en esas ocasiones, me preparo esta deliciosa y reconfortante bebida. Le he puesto este nombre, Infusión Relajante de Manzana y Jengibre, porque me deja como nueva, es casi como una sesión de Yoga ;D porque no se trata sólo de la bebida en sí, que está buenísima, sino de lo que conlleva, el ritual de preparación, el beberla poco a poco a sorbitos, para no quemarte, el comerte los trozos de fruta y el disfrutar a tope de los últimos tragos que son los que tienen más sabor, lo que os digo, una verdadera maravilla!!!

La receta es muy sencilla

Ingredientes:

(para 1 pers.)

Manzana y Jengibre

-1/2 manzana

-una rodaja de 1 cm. aproximadamente de jengibre

-3 orejones o cualquier otra fruta desecada

-un trozo de canela en rama

-1 taza y media de agua

Elaboración:

Para hacer esta infusión de manzana y jengibre ponemos en un cazo el agua, la rodaja de jengibre, y los orejones y llevamos a ebullición, tapamos y dejamos cocer a fuego suave unos dos o tres minutos, luego incorporamos la manzana y la rama de canela y dejamos otros cinco minutos. Cuando haya pasado el tiempo apartamos de fuego y dejamos reposar tapado unos tres minutos, un poco. Y ya está lista para degustar!!!

Infusión de manzana y Jengibre

Una infusión relajante, dulce, calentita y deliciosa, solo nos queda elegir con qué o con quién acompañarla.

Veganízate!!! 😀

También puedes seguirme en:

YOUTUBE

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER