Bálsamo Regenerador Solar

Ya llegó el verano, el calor, las vacaciones… exceso de exposición al sol, cloro de las piscinas… y comienza un periodo de estrés para la piel, así que necesitará toda la ayuda posible para mantenerse hidratada, nutrida y que luzca bonita y resplandeciente, sin síntomas de agotamiento durante todo el verano.

Para empezar, como es lógico, os recomiendo un protector solar lo más natural posible, como el que os propuse hacer el verano pasado “protector solar 1 y protector solar 2”, en los que  explicaba las razones por las que es recomendable no utilizar los protectores solares químicos y sustituirlos por los de pantalla física y el sentido común. Una de ellas, es evitar el efecto dañino que generan en el mar. Se calcula que más de 14 mil toneladas de protector solar terminan en los arrecifes del mundo.

Hawai los ha prohibido por este motivo, pero sí permitirá los naturales con dióxido de titanio y óxido de zinc. Esta prohibición no entrará en vigor al parecer hasta el 2021, pero todos podemos empezar a cambiar esto desde ya. Si los arrecifes desaparecen será un gran desastre ecológico.

Y hoy os daré las razones por las que vuestra piel os agradecerá que preparéis este bálsamo para aplicar después de la ducha.

Bálsamo Regenerador

Bálsamo Regenerador

La Receta del Bálsamo Regenerador Solar Casero

Para hacerlo utilizaremos:

  • Raíz de malvavisco: es una de las plantas más emolientes que se conocen (suaviza, calma y protege), aplicada sobre la piel forma una capa protectora y antiinflamatoria.
  • Cola de caballo:   sus virtudes son verdaderamente amplias, tanto por vía interna como vía externa. Es el vegetal con mayor proporción de silicio orgánico. El silicio estimula la regeneración de las fibras de colágeno y elastina, reconstruye los tejidos y combate la flacidez, dando un aspecto de tersura y elasticidad, por eso nos interesa su acción sobre la piel (heridas, ulceras varicosas, arrugas, estrías, flacidez, artrosis, edemas, hemorragias…)
  • Caléndula: antiinflamatoria, antiséptica y cicatrizante, una joya para la piel. Suaviza y calma la piel seca y quemada por el sol (quemaduras leves). Para más información podéis ver el post sobre la caléndula del Busgosu.
  • Manzanilla: planta medicinal muy conocida por todos, nos aportará a la piel sus propiedades antiinflamatorias y suavizantes.
  • Avena: es calmante, antiinflamatoria, suavizante e hidratante. La emplearemos en este bálsamo para proteger la piel de la deshidratación y darle suavidad pues formará una fina película de protección además de nutrirla.
  • Lecitina de soja: la emplearemos, como en la crema reparadora casera, por sus propiedades protectoras y suavizantes y por ser rica en vitamina E, potente antioxidante y regenerador de la piel.
  • Cochayuyo: es una alga que utilizo mucho en la cocina, rica en oligoelementos y minerales (yodo, magnesio, hierro…), vitaminas (A, B1, B12, C, D, E).  Por sus propiedades desintoxicantes, antioxidantes y su contenido en ácido algínico la utilizaremos  con fines cosméticos ya que nos proporcionará suavidad e hidratación.
  • Vino: rico en sustancias antioxidantes, lo utilizaremos porque nos permite la extracción de la mayor parte de los principios activos de las plantas y de la avena, tanto los que son solubles en agua como en alcohol y además las propias virtudes que él aporta, como su alto contenido en potasio que mantiene la piel hidratada.

Como podéis ver, con todos estos ingredientes, nuestra piel disfrutará de un buen aporte de minerales y nutrientes que la mantendrán en unas condiciones estupendas, hidratada, flexible, tersa, y con un brillo natural que hará que luzca mucho más radiante.

Ingredientes del Bálsamo Regenerador

Ingredientes del Bálsamo Regenerador

Ingredientes:

Fase 1
  • 2 vasos de vino
  • 1 cucharada de raíz de malvavisco
  • 2 cucharadas de manzanilla
  • 2 cucharadas de cola de caballo
  • 2 cucharadas de caléndula
  • 1 cucharada de avena
  • 2 cucharadas de lecitina de soja
  • 10 trocitos de cochayuyo
Fase 2
  • 50 ml. del vino ya filtrado
  • 30 gr. de aceite de hipérico
  • 15 gr. aceite de caléndula
  • 20 gr. de aceite de coco
  • 10 gr. de maicena ( puedes sustituirlo por arrurruz o kuzu)
  • 1 gr. de extracto de pomelo (unas 30-35 gotas) o el conservante que prefieras  (leucidal, geogard… ver dosis recomendada por cada fabricante)
  • 11 gotas de aceite esencial de lavanda, manzanilla o el que te guste
Bálsamo Regenerador Casero

Bálsamo Regenerador Casero

Preparación:

Ponemos en un cazo al fuego dos vasos de vino (si prefieres utilizar agua necesitarás algo menos), al que añadiremos todos los ingredientes de la fase 1 (plantas, avena y algas). Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos 15 minutos a fuego muy muy suave, para que se vaya evaporando todo el alcohol y a la vez se extraigan los principios activos de los ingredientes.

Después, retirar del fuego y dejar reposar hasta que enfríe del todo, que será cuando ya filtraremos bien.

Pesamos la cantidad de vino que necesitamos, (en la receta son 50 ml. aunque depende de la cantidad que deseemos hacer, si no lleva conservantes es mejor hacer la necesaria para unos pocos días, máximo una semana conservándola  en frigorífico).

Añadimos los aceites de la fase 2, el aceite de hipérico nos calmará la piel en caso de quemaduras leves, rojeces, picor…(si todavía no lo tienes te animo a que lo hagas pinchando en el enlace), con el aceite de caléndula potenciamos más aún los efectos antiinflamatorios y regenerantes, el aceite de coco ayuda a reducir la temperatura de la piel, el picor y la sequedad, la maicena rica en vitaminas del grupo B, A, C y E,y minerales calma la piel. El aceite esencial además de sus propiedades medicinales dará aroma y el extracto de pomelo nos aportará vitaminas y actuará como conservante suave (para una semana o 10 días en frigorífico).

Para hacer mayor cantidad y asegurarnos de que se conserve en perfectas condiciones necesitamos un conservante cosmético (puedes buscar en la tienda de veganamente), de este modo podremos conservarlo hasta tres meses sin problemas y sin necesidad de frigorifico.

Una vez mezclados batimos bien (mejor con batidora eléctrica) para que se unan todos los ingredientes. Si queda demasiado fluido podemos agregar más maicena o polvo de arrurruz..

Aplica este bálsamo tras la ducha.Cada piel tiene necesidades distintas, por lo que si sientes que tu piel necesita que sea más ligero  extiende el bálsamo  con la piel un poco húmeda, o tras aplicarlo masajéalo con las manos humedecidas en agua.

Este bálsamo tambien se puede aplicar tras quemaduras solares leves, tantas veces como quieras, para que se recupere mas rápidamente, ademas actuará reduciendo las molestias.

Disfruta de unas vacaciones al sol cuidando tu piel y el medio ambiente.